20090406

<3

Me encanta cuando voy en el ómnibus y algún limpia vidrios de un semáforo me dibuja un corazón de jabón en la ventana porque voy el resto del viaje mirando a través de el.
Pero (acá viene el maldito pero) el otro día para mi sorpresa alguien decidió transformar el dibujo en un gran falo que fue adornando mi cara todo el viaje.
Que viaje de mierda!


P.D: Me acuerdo de una publicidad de algún vino que llevaban algunos ómnibus en la cual el pico de la gran botella de vino quedaba justo en la cara de la persona que elija sentarse en el primer asiento común…Muy divertido. Cada vez que lo veía venía Nelson con su JA-JA!