20070802

Los excesos, esa maldita costumbre.

Siempre (pero siempre) que como un bon o bon pienso lo fantástico que es el relleno y sueño que lo como con cuchara sopera en un pote gigante re lindo.
Esto me pasa hasta el día de hoy. Sin embargo, este sueño se hizo realidad hace algún tiempo, pero preferí ignorarlo completamente. Hoy, supero mi trauma y lo grito sin miedo: EL RELLENO DE BON O BON SOLO NO ES TAN GENIAL!!!
No, no lo es. Cuando por fin encontré lo que tanto buscaba...lo compré, salté, grité, festejé, bailé y lo probé. Y...si...estaba...bien...una sola cucharada esta bien...lo tapo y lo guardo. Y fué uno de esos productos que duran demasiado tiempo en una heladera.
Se que esto tiene una enseñanza...pero no encuentro la frase de remate perfecta. decímela tú.

5 comentarios:

sool dijo...

Naaaa, Carito, un dia voy a tu casa y vas a ver como desaparece! Yo creo que puedo vivir de eso. En serio.

demimente dijo...

mmmm...te reto un duelo de comer dulces.

Te re gano. Y de paso te demuestro que los tamaños de cuerpo no tienen nada que ver en esta clase de competencias, cuando se trata de dulces, el paladar manda!

maqui dijo...

El refrán podría ser:
"EL RELLENO DE BON O BON SOLO NO ES TAN GENIAL".

cubito dijo...

Buscaba uno de esos que de paso sirven para la vida...como se llaman? Moraleja.

Moraleja! Hola! Que palabrita...!

Moraleja
Moraleja
Moraleja

Que buena que estÁ!

alotropico dijo...

Con una amiga, en Buenos Aires, quisimos comprar dulce de leche para darle dulzura a nuestros encuentros íntimos, pero ese día Argentina jugaba contra Méjico y el único que no estaba mirando el partido era un chino que nos vendió crema de maní de la marca de Bon o Bon. No sólo no es tan rico, tampoco es lo bastante pegajoso ni suave.

¿Sabés con quién estabas chateando ayer? Con el director de arte de la agencia en la que trabajo. Qué gran tipo!

Y qué honor tu último post, digo, para el presidente.

Saludos,