20070707

Ladronsuelos.

Hace un ratito vi a un niño robar en el Disco. Digamos que no lo vi en el momento clave, pero su actitud era evidente. Enseguida me sentí su cómplice, sentí sus nervios, el peso de su conciencia...y hasta me acordé del razonamiento que alguna ves hice "...acá tienen miles..." para frenar la voz de mi conciencia.
El niño pasó victorioso por la caja atrás de su mamá, pero le faltaba lo peor...Biiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiip!!!!!!!!!! No...no...tranquilos, también safó de ese monstruo.
Todos robamos algo por mas insignificante que haya sido de niños...
Yo robé batones en Tienda Ingles mas de una vez, era mucho mas fácil que pedírselo a mi papá y escuchar sermones sobre caries y reproches porque hoy ya comí dos alfajores o un simple pero desgarrador "NO".
Pero el robo que me traumó para siempre fué en TATA. Habían una cintas scoth con diferentes diseños re lindos. Las miré mucho rato imaginando mi cuarto tapizado de esa cinta, era perfecta. Me aseguré de que nadie me vea y sin pensarlo demasiado me escondí una entre la ropa. A los 3 segundos, estaba arrepentida, pero ya tenía tanto miedo que no me animaba a devolverla. Sentía que todos lo sabían, todos me miraban y notaban mi cara de pollito mojado. A los 5 minutos estabamos pasando por la caja y 5 minutos mas tarde, en el auto sana y salva, pero sintiéndome la peor basura infantil.
nunca pude usar esa cinta, la escondí en algún lugar de mi cuarto para que nadie sepa jamás de su existencia y no se lo dije a nadie durante años. Nunca mas pude robar nada. Creo que el niño de hoy, pasó por esa misma experiencia.

8 comentarios:

Dulce dijo...

yo tb robaba cuando era chica, ME ENCANTABA!. Pero una vez me pescaron!!, estaba con una amiga y teníamos puesto el uniforme del colegio así que imaginate!. Esa fue la última vez... de chica :D

robar ta de la sensación de romper el sistema y sus reglas, sean las de papá, mamá ó la multinacional que ostenta el objeto. Los anarquistas tienen manuales de cómo robar bien y romperle las pelotas a la "sociedad" y te diría que es bien interesante.

Claro, a los niños hay que educarlos enseñándoles que lo que no es tuyo no se toca, y luego cuando crecemos nos damos cuenta de que todo el tiempo tocan nuestras cosas y nos roban "con permiso".

en fin, hace mucho que no me robo una chuchería de Disco, pero estoy contenta como una pequeña criatura gracias a mis PRECIOSAS MANERAS ROJAS!!. Son tan calentitas y lindas!.

gracias Caro,.

demimente dijo...

Robemos chucherías!!!

Chucherías Chucherías Chucherías Chucherías Chucherías Chucherías
Chucherías Chucherías Chucherías

Gracias por recordarme esa palabra!
Disfrute sus maneras!

Dalma dijo...

Como dice el refran: "Verguenza es robar y que te agarren".
Muy bueno el post!
Saludos,

Fabricio dijo...

Yo de chico tenía una manía de robar boludeces, era un especialista. Pero despues del hecho delictivo venía la justificación, y claro, nadie me creía que lo había encontrado. Eso fué así hasta que un día, sí me encontré una jirafita de plastico en el patio del jardin de infantes. Mi vieja no creyó que lo había encontrado, y eso que esta vez era cierto. Me obligó a devolverlo al otro dia, sino no volvía a casa. No tuve + remedio que dejar la jirafita tirada en el mismo lugar donde la encontré. Me sentía zonzo.
Creo que no robé más desde entonces, por suerte ahorasoy abogado! :)

Anaclara dijo...

digamos que yo robé en el disco , de chica, bastante mas chica, una guirnalda de cumpleaños, pero todavía no se para uqe la queria, pero la robé. Y tambien unos llaveritos en una tienda de regalos de colonia, pero ahí me agarraron, y me hicieron devolver todo, pero.. TODO no lo devolví, me tenia que quedar con un recuerdo, un precioso llaverito;)

Walter Hego dijo...

Yo supe tener mi época en que afanaba chocolate, galletas y libros.

Una vez me pescaron en el Disco y me hicieron dejar la cédula hasta que pagara lo robado, ya que en ese momento no tenía un mango.

Lo que no sabían los tipos es que en ese momento tenía dos cédulas (la había sacado de nuevo después de perderla, pero al tiempo la encontré), así que les dejé de regalo la que tenía encima entonces, me dije "Que les paguen los Reyes Magos" y no me hice ningún drama.

Pero lo mejor fue que un compañero del laburo que tenía entonces la vio, dijo que era de un amigo, se la dieron y el tipo me la devolvió.

cubito dijo...

Jajaja! Que buena experiencia ladronsuelo!

beatrice dijo...

cuando era muy chica participé de una super banda: robamos golosinas en el supermercado del barrio con un plan estratégico. y después corrimos a un rincón del complejo habitacional donde vivíamos a comerlas. en el momento me sentí muy mal, pero ahora la recuerdo como una picardía de niñas.

hoy en día me llevo souvenires muy de vez en cuando, como una taza linda de una cafetería por ejemplo.